Del lat. auricula. f. Anat. Bot.

Pinna o pabellón de la oreja. Se aplica a la cavidad de la parte superior o parte anterior del corazón de los mamíferos, aves, reptiles y anfibios por donde entra la sangre que transportan las venas: el corazón de los mamíferos tiene dos aurículas y dos ventrículos; los peces sólo tiene una aurícula, mientras que los demás vertebrados tiene dos. La aurícula derecha recibe sangre desoxigenada del cuerpo a través de las venas cavas; la aurícula izquierda recibe sangre oxigenada de los pulmones a través de las venas pulmonares. También se aplica a cualquier cavidad o cámara que se da en los animales, como es la cámara que rodea las branquias de la lancilla o de otros cordados invertebrados. En botánica, el apéndice foliáceo, generalmente pequeño, situado en el pecíolo o en la base de la lámina foliar, que por su forma recuerda a veces una orejita. En los casos dudosos, la comparación con otra especie congénere podrá decidir acerca de su naturaleza, cuando pueda tomarse la aurícula por la estípula; en efecto, la estípula suele ser característica de gran grupo de planta, género o familia enteras, y la aurícula es propia a menudo de especie aislada o de sólo alguna especie congénere. La aurícula suele ser dos en cada hoja, una a cada lado de la misma. También se ha llamado aurícula a la dilatación laminar del pecíolo de los agrios. En las hepáticas, lóbulo foliar inferior sacciforme o acampanado. Willdenow llamó aurícula al anfigastro de las hepáticas jungerminiáceas. Se llama asimismo aurícula el extremo lateral de alguna lígula de las gramíneas, dilatado a manera de pequeño apéndice redondeado (auriculado y orejudo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.