Se aplica al absceso que no muestra los signos típicos de calor, eritema e inflamación.