Med.

Se dice de la infección que rodea la raíz de un diente, habitualmente como consecuencia de la diseminación a partir de una caries dental. El absceso puede perforarse en la cavidad oral o en el seno maxilar, extenderse a un hueso próximo produciendo osteomielitis, o con más frecuencia difundirse a tejidos blandos provocando celulitis e hinchazón de la cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.