Del lat. abscessus, m. Med.

La acumulación de pus en el interior de un tejido orgánico, formando una cavidad anormal; un absceso es un signo de infección y, por lo general, está hinchado e inflamado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.