Se aplica a la captación de sustancias a través de las mucosas o la piel.