Del lat. acidus. Adj. m.

Agrio, de sabor de agraz o vinagre, o parecido a el. Cualquiera de las sustancias de sabor agrio, solubles en agua, la cual enrojece la tintura del tornasol. Químicamente considerados, los ácidos contienen hidrógeno y un radical negativo; aquel puede ser reemplazado elementos o radicales positivos para formar sales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.