Del lat. acidus. Adj. m.

Agrio, de sabor de agraz o vinagre, o parecido a el. Cualquiera de las sustancias de sabor agrio, solubles en agua, la cual enrojece la tintura del tornasol. Químicamente considerados, los ácidos contienen hidrógeno y un radical negativo; aquel puede ser reemplazado elementos o radicales positivos para formar sales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.