La acidez excesiva de los líquidos corporales a causa del aumento de la concentración de dióxido de carbono en sangre, a medida que el dióxido de carbono se acumula en la sangre, aumenta la acidez de ésta; puede ser secundaria a la insuficiencia pulmonar.