La afección por la que se encuentran células anormales en el tejido glandular que reviste ciertos órganos internos, como el útero, el cuello uterino, el pulmón, el páncreas y el colon. El ACIS, que se presenta con mayor frecuencia en el cuello uterino, se puede convertir en cáncer y diseminarse al tejido normal cercano: también se llama adenocarcinoma in situ.