Fisiol.

La adaptación fisiológica a una exposición repetida y prolongada a baja temperatura. El cambio en la circulación periférica tal vez exponga la piel caliente y mejore la tolerancia al frío, si bien no se ha estudiado todavía en profundidad la aclimatación al frío.