Del gr. ἄχνη, m. Med.

La afección de la piel, principalmente en la cara y la espalda, originada por retención de la secreción de las glándulas sebáceas; trastorno de la piel por el que se inflaman las glándulas sebáceas y foliculares.