Med.

El proceso normal, transitorio, del recién nacido, se caracteriza por la presencia de una coloración cianótica pálida en las manos y pies, en especial en los dedos.