De acro- y el gr. νῆμα, ατος, adj. Bot.

Se dice de los flagelos que terminan con un filamento sutil, prolongación del mismo eje, como los de la mayoría de las volvocales (R. M.).