Es la relación de las partes fetales entre sí; un ejemplo es la actitud militar, en la que la cabeza fetal no está flexionada y la barbilla no apoya sobre el tórax como es habitual sino que se mantiene hacia delante.