Psicol.

El proceso, ejecutado por uno mismo, que aumenta el nivel de activación. A menudo se emplea estrategia mental como método de activación personal, tal es el caso de la conversación con uno mismo y el procedimiento de mentalización (por ejemplo, darse palmadas en los muslos) con el fin de mejorar la fuerza y resistencia muscular, sobre todo cuando el deportista se siente aletargado.