Med.

La técnica terapéutica de dirigir activamente a un paciente hacia capacidades de afrontamiento adaptativo, alejándolo de las no adaptativas.