Del lat. aculeus. Bot. m.

Tricoma rígido y punzante, formación puramente epidérmica, el aguijón, distinto de la espina; el rosal tiene acúleos o aguijones, lo mismo que la zarzamora, y el tojo y aulaga, espinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.