Biol.

La adaptación que es capaz de producir nuevo órgano o de hacer que se altere la función del ya existente.