Biol.

La adaptación de alguna función sensorial, como, por ejemplo, la adaptación a la oscuridad cuando no se aprecia al principio el objeto en la luz tenue y se vuelve visible gradualmente. La adaptación sensorial es un declive de la transmisión de un impulso sensorial cuando se estimula continuamente un receptor con una fuerza de estímulo constante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.