Med.

Se dice del crecimiento localizado de tejido glandular anómalo que se hace maligno; es más frecuente en el intestino grueso y el endometrio.