La unión entre las superficies externas de los órganos abdominales que habitualmente afecta al intestino y provoca obstrucción. Esta lesión puede aparecer como una reacción tras una cirugía o se puede deber a traumatismo o inflamación crónica. El paciente experimenta una distensión abdominal, dolor, nauseas, vómitos y aumento de la frecuencia del pulso; a veces es necesario operar.