Del gr. ἀερο- y δύναμις, m. Fís. Ingen.

El cuerpo moldeado de modo que genere elevación a medida que un líquido fluye sobre él. En ingeniería, se aplica a la aeronave propulsada por una fuerza motriz propia, especialmente, aquella cuya superficie de sustentación se mueve con independencia de la propulsión, como el helicóptero y autogiro: un aerodino típico es el ala de un aeroplano, aunque un proyectil (por ejemplo, una jabalina) también comparte esta propiedad.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.