m. Bot.

Se ha llamado así los espacios intercelulares de todo órgano vegetal provisto de estomas u otros espacios a lo largo de los cuales circula el aire y otros gases. Mettenius dio este nombre a ciertas glándulas que se hallan en los helechos y cuya presencia sirve para caracterizar determinadas especies.