La placas ulceradas de pequeño tamaño, amarillentas y ligeramente elevadas, aparecen en la porción posterior del paladar duro de los lactantes que se introducen en la boca objetos infectados (Alois Bednar, pediatra austríaco, 1816-1888).