La enfermedad hereditaria ligada al sexo que se caracteriza por la ausencia de gammaglobulina en la sangre (Ogden C. Bruton, médico estadounidense, n. 1908); el paciente con este síndrome tiene una deficiencia de anticuerpos y es propenso a desarrollar infecciones de repetición.