Med.

La hormona a la que se atribuye una mejora del rendimiento deportivo.