Med.

La sustancias químicas que alteran el funcionamiento normal del sistema nervioso. Son muy potentes, y cantidades muy pequeñas pueden tener efectos graves. La exposición es por inhalación o por contacto con la piel o los ojos; los agentes nerviosos también se pueden mezclar con agua y utilizarse para envenenar los suministros de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.