Med.

Los conservantes alimenticios compuestos de bisulfito potásico o sódico o de metabisulfito potásico, se utilizan en la fabricación de cerveza, vino, bollería, sopas preparadas y algunos mariscos importados, así como en algunos restaurantes para dar un aspecto fresco a macedonias de frutas y a verduras. Estos productos químicos pueden provocar una reacción alérgica grave en personas hipersensibles a los sulfitos, que se caracteriza por rubor, desmayo, urticaria, cefalea, trastornos GI, dificultad respiratoria y, en el caso extremo, la pérdida de consciencia y la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.