Del lat. agonista, y este del gr. ἀγωνιστής. f. Lit. Anat. Bioquím. Med.

El luchador o combatiente. En sentido prístino se decía de la persona que se hallaba en la agonía de la muerte. En literatura, cada personaje que se enfrentan en la trama de un texto literario. En anatomía, el músculo principalmente responsable de un movimiento dado (músculo agonista o músculo principal): el músculo es agonista en más de una acción sobre dos o más articulaciones. Por ejemplo, el músculo bíceps braquial es un agonista de la flexión del codo, la supinación radiocubital y varios movimientos de la articulación escapulohumeral. En bioquímica, el compuesto capaz de incrementar la actividad de otro, tal como una hormona, un neurotransmisor, una enzima, un medicamento, etc. En farmacología, el fármaco que interactúa positivamente con receptor para producir una respuesta en un tejido u órgano. El agonista β1 es la sustancia que estimula el receptor β1, que aumenta la frecuencia y fuerza de contracción del músculo cardíaco. El agonista β2 es la sustancia que pertenece a la amina simpaticomimética y estimula el receptor β2 selectivo es potente broncodilatador: se emplea para tratar el asma y otra afección respiratoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.