Med.

La fatiga causada por la incapacidad del sistema cardiovascular para satisfacer todo el requerimiento del tejido corporal cuando la sangre se desvía a la piel para enfriarse. Por lo general, quien sufre agotamiento por calor presenta una temperatura central normal, pero la frecuencia del pulso está acelerada, la piel está fría y húmeda, y a menudo experimenta somnolencia y vómito. La afección se puede aliviar descansando y enfriándose con agua tibia, pero, si persiste, existe el riesgo de neurastenia térmica. El agotamiento por calor se puede prevenir reemplazando el agua perdida de modo regular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.