Teol.

El agua que sale a la superficie por el esfuerzo del hombre y pertenecen a quien las ha alumbrado.