Quím.

El agua con escaso contenido en sales, como la del río. El agua potable de poco o ningún sabor, por contraposición al agua del mar o a agua mineral. El agua que, independientemente de ser o no potable, tiene un contenido de sales tal que no llega a darle sabor.