Geol.

Las aguas que se encuentran cavando o perforando la tierra y no son permanentes.