Med. Amb.

El agua acumulada en el subsuelo por encima de una capa impermeable.