Med.

La práctica que consiste en el confinamiento, en una sala u otra zona aislada, de un paciente con una determinada enfermedad virulenta, como medio para reducir el riesgo de contacto y la diseminación de la enfermedad entre el personal del hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.