De álcali y anemia, f. Med.

La reducción de la concentración de hidorgeniones (pH) en la sangre (alcalosis). El equilibrio ácido-base puede alterarse por dos tipos de mecanismo fundamental. a) Cambio en la función respiratoria, con aumento o disminución de la PaCO2 y, por lo tanto, del H2CO3. b) Cambio en la concentración plasmática de hidrogeniones por alteración no respiratoria, llamada corrientemente metabólica. En consecuencia, existen tipo básico de trastorno: acidosis respiratoria, acidosis metabólica. Se pueden producir, además, alteración mixta, en la que hay combinación en grado variable de alteración respiratoria y alteración metabólica. En todo trastornos ácido-básico está involucrada la ventilación alveolar: en la de tipo respiratorio como determinante primario y en la metabólica, como mecanismo compensatorio. En cuanto a la denominación del trastorno, es importante distinguir la acidosis de la acidemia y la alcalosis de la alcalemia. Acidemia o alcalemia se refieren a la existencia en la sangre de un pH fuera del límite normal de 7,36 a 7,44. En cambio, alcalosis y acidosis se refieren al trastorno fisiopatológico global en que hay un cambio en el equilibrio entre ácido y base en el organismo, con o sin alteración del pH. Por ejemplo, si bien en la mayoría de los casos una alcalosis respiratoria va acompañada de alcalemia, el pH puede ser normal en los casos leves si coexiste una acidosis metabólica o si hay una compensación completa. Queda claro que el sólo pH es insuficiente para precisar la naturaleza del trastorno, siendo necesario contar con información sobre otro componente del equilibrio ácido-base y con dato clínico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.