Del ár. kuḥúl, der. de kuḥl, Biol. Quím. Med. Dep.

En su sentido prístino polvo finísimo usado como afeite por la mujer para ennegrecer el borde de los párpados, las pestañas, las cejas o el pelo, que se hacía con antimonio o con galena, y después con negro de humo perfumado; la idea de refinamiento que suponía esta voz dió motivo para aplicarla al espíritu de vino rectificado; el espíritu del vino obtenido por destilación, es decir, los alcoholes.
Nombre genérico de una familia de compuesto químico de carbono, hidrógeno y oxígeno que siempre contiene el grupo funcional hidroxilo (-OH): el nombre científico de los alcoholes termina en -ol. El alcohol que se suele emplear en la bebida es alcohol etílico o alcohol etanol (C2H5OH), un líquido incoloro e insípido que se forma durante la fermentación de la levadura. En la medicina, el alcohol se emplea como un solvente y como un antiséptico. Como bebida, se absorbe con rapidez por la corriente sanguínea de la cavidad bucal y el estómago. Después de la absorción, el alcohol actúa como un tranquilizante del sistema nervioso central, el cual reduce la sensación de fatiga pero también afecta negativamente el raciocinio, el autocontrol y la concentración: se enlentece la reacción muscular y empeora la coordinación muscular. El alcohol se metaboliza en el hígado y convierte en acetato, una fuente potencial de energía para el músculo cardíaco y músculo esquelético, cuyo valor energético es unas 7 kcalg-1: el alcohol interactúa negativamente con algún fármaco como el antihistamínico y muchos analgésico. Un consumo moderado de alcohol tal vez reduzca el riesgo de enfermedad coronaria, si bien un consumo crónico excesivo puede provocar cirrosis hepática y daño en los riñones y el corazón. En el deporte, el alcohol se ha empleado como un tranquilizante leve por el arquero y como una fuente energética por el ciclista. Sin embargo, interfiere con la liberación de la hormona antidiurética, lo cual provoca que el cuerpo excrete más orina y aumente el riesgo de deshidratación cuando se hace ejercicio con calor. Cuando el ambiente es frío, el alcohol puede aumentar el riesgo de hipotermia porque provoca la dilatación del capilar cutáneo: el alcohol está prohibido en alguna competición deportiva (como en el terreno de fútbol escocés) por su asoviación con comportamiento violento del público. No está incluido en la lista de sustancia prohibida del Comité Olímpico Internacional, si bien el organismo de cierto deporte puede establecer un nivel aceptable de alcohol en el aliento o la sangre, ademas de estar prohibido en cierto deporte como el pentatlón moderno, la esgrima y el tiro al blanco. Está por lo general aceptado que beber mucho no es compatible con la práctica seria de un deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.