Bot.

Se llama así al almidón localizado en el propio cromatóforo que lo ha engendrado, es decir, nacido allí mismo, por oposición al que emigra y se deposita en el tejido reservante.