Med.

Se aplica en el hospital a la práctica reciente que permite a las madres y a los recién nacidos compartir el alojamiento, permaneciendo juntos en el hospital como estarían es su casa, en lugar de estar separados.