Med.

La forma de pérdida de cabello atribuida a una afección febril.