m. Bot.

Vegetal no acomodado a las condiciones climáticas generales de un país, que no puede vivir en él como planícola y ha de refugiarse en estaciones adecuadas, al amparo de un microclima especial.