El alta específica de un hospital psiquiátrico en la cual se espera una conducta determinada por parte del paciente de forma que la orden original de internamiento permanece efectiva.