Med.

Definido como una perturbación del flujo de energía que rodea a una persona, lo que determina una desarmonización del cuerpo, la mente y el espíritu: diagnóstico de enfermería aceptado por la Eleventh National Conference on the Classification of Nursing Diagnosis (revisado en 2005).