Del lat. alternus, adj. Bot.

Dicho de los días, los meses, los años, etc.: Uno sí y otro no, alternativo. En botánica, dícese de las hojas, cuando se «hallan como por grados, unas después de las otras», en sentir de Linné, debe entenderse pues, cuando no puedan considerarse opuestas ni verticiladas, a condición de que se vea claramente cómo se suceden unas a otras en el tallo o rama, por que sean pocos los ortósticos. En caso contrario se dirá de las mismas que son o están esparcidas. Cuando se trata de verticilos florales, se dice cuando se disponen de manera que entre cada dos de un verticilo se halla uno del verticilo inmediato, inferior o superior. Tratándose de flores, Gómez Ortega califica las que nacen alternativamente entre las hojas encontradas.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.