Del lat. altitūdo, f. Geog. Med.

La altura de un punto. En geografía, es la distancia vertical que separa un punto respecto de otro que le sirve de referencia, generalmente el nivel del mar; el Teide tiene 3 718 m de altitud. En medicina, la altitud media o altura media está entre 1.829 y 3.048 m por encima del nivel del mar; la altura elevada supera los 3.048 m por encima del nivel del mar. A medida que aumenta la altitud, la presión barométrica decrece y se reduce la presión parcial de oxígeno, lo cual reduce el consumo máximo de oxígeno: además, la temperatura desciende con ritmo de 1 ºC por cada 150 m. El consumo máximo de oxígeno decrece a medida que aumenta la altitud por encima de los 1.600 m; por consiguiente, la altitud media y altitud elevada puede influir negativamente en actividad de resistencia física, sobre todo en la persona que vive al nivel del mar. La capacidad de rendimiento anaeróbico a corto plazo no resulta afectada negativamente por la altitud media. Al contrario, la atmósfera enrarecida puede ser beneficiosa para el velocista, lanzador y saltador (aclimatación a la altitud y entrenamiento en altitud).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.