Med.

La sensación de presencia continua de un miembro amputado.