La sustancia hidrosoluble que pertenece a la metilxantina y está relacionada con la cafeína. Es un derivado de la teofilina y se ha empleado como broncoldilatador para aliviar la crisis asmática: puede tener efecto secundario dañino sobre el sistema cardiovascualar. La aminofilina se usa para prevenir y tratar el resoplo (respiración con silbido), la disnea (respiración entrecortada) y la dificultad para respirar, todos síntomas provocados por el asma, la bronquitis crónica, enfisema y enfermedad de otro tipo que afectan al pulmón: relaja y abre las vías respiratorias para facilitar la respiración. La aminofilina no está incluida en la lista de sustancia prohibida del Comité Olímpico Internacional.