Flora Iberica: Hierbas anuales o perennes, de lugares muy encharcados –incluso acuáticas–. Tallos de sección cuadrangular, simples o ramificados, glabros. Hojas opuestas, decusadas, de lineares a lanceoladas, sésiles, con un solo nervio, con la base cordiforme o auriculada –rara vez cuneada– y el margen entero. Flores reunidas –en número de 1-20– en cimas o glomérulos axilares, pedunculados o sésiles, 4(5) meras, pediceladas o no. Bractéolas 2, lineares. Tubo floral de globoso a infundibuliforme, con al menos 4 nervios prominentes. Sépalos 4(5), anchos, que alternan con 0-4(5) apéndices intersepalinos de tamaño y forma variables. Pétalos 0-4(5), pequeños, blancos, rosados o violáceos. Estambres 4(8), que sobresalen o no del tubo floral. Gineceo formado por 4 carpelos; estilo incluso o exerto; estigma anchamente capitado. Fruto en cápsula irregularmente dehiscente, más larga o más corta que el tubo floral, con paredes ± lisas. Semillas numerosas, ovoideas, plano-convexas o cóncavo-convexas, de color castaño claro. N.v., port.: Carapau, Erva-peixa, Manjerico; cat.: Alfabegueta de fulla estreta, Fàbrega, Fàbrega d’arrosar, Presseguera, Presseguera d’arrosar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.