Del lat. ammoniăcum, der. del gr. ἀμμωνιακόν, m. Quím. Med.

El gas incoloro de olor fuerte y muy soluble en agua, compuesto de nitrógeno e hidrógeno, con muchas aplicaciones industriales: también se escribe amoniaco. En medicina, el amoníaco tiene olor fuerte y puede irritar la piel, los ojos, la nariz, la garganta y los pulmones. El amoníaco lo producen las bacterias, y las plantas o animales que se descomponen. Se encuentra en el agua, el suelo y el aire. El cuerpo también elabora amoníaco cuando las proteínas se descomponen. En el laboratorio, el amoníaco se puede transformar en líquido y se puede usar en medicamentos, fertilizantes, líquidos de limpieza doméstica y otros productos. También se agrega a los cigarrillos para aumentar el efecto de la nicotina en el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.