Del lat. ampulla, f. Biol. Anat. Med. Bot. Metal. Electr.

Vasija de vidrio o vasija de cristal, de cuello largo y angosto y cuerpo ancho y redondo. Se aplica a cualquier pequeña vesícula o espacio sacular que puede darse en la naturaleza; como por ejemplo, la burbuja formada en el agua cuando hierve o cuando llueve con fuerza. En anatomía, el engrosamiento en un extremo de cada uno de los canales semicirculares del oído interno. Cada ampolla contiene un grupo de receptores (célula ciliada sensorial) englobados por una capa gelatinosa (cúpula), que detecta el movimiento realizado en una dimensión espacial particular, la que corresponde al plano del canal. El movimiento de la cabeza provoca en la cúpula (y en las células ciliadas que están dentro de ella) un movimiento de inercia opuesto en dirección al de la propia cabeza, que estimula el receptor sensorial e informa al cerebro de la variación del movimiento en un determinado plano del espacio. El conjunto de la información que aportan los tres canales permite al cerebro hacerse con la idea exacta del movimiento realizado por la cabeza. En medicina, la elevación local de la epidermis por acumulación de fluido; la vejiga formada por la elevación de la epidermis; la bolsa pequeña llena de líquido que se forma en la piel debido a una quemadura, un roce o una enfermedad. La ampolla es una lesión cutánea consistente en que se desprende de la capa superior de la capa subyacente; el hueco entre ambas capas se llena de un líquido acuoso procedente de las células dañadas. La ampolla suele ser dolorosa porque se desplaza la gruesa epidermis externa y queda expuesta la terminación nerviosa. La ampolla suele ser producto de la fricción entre la piel y otra superficie. Es corriente en el deportista que no lleva calzado adecuado. La aplicación de alcohol de 90º es una tradición avalada por el tiempo que ayuda a prevenir la aparición de la ampolla. La ampolla se trata drenando el líquido con una aguja esterilizada y aplicando luego un apósito estéril. No hay que quitar la piel de la ampolla porque actúa como protección biológica y acelera la curación. En farmacia, el tubo de vidrio o tubo de cristal, soldado por un extremo, o por los dos, que contiene un líquido inyectable. En botánica, sinónimo de utrículo, en las utricularias (Fischoff. Cf. Colm., 1c.); ascidio; ampula (F. Q.). Se aplica al hinchamiento vesiculoso en la haz de la hoja de algún árbol (peral, chopo, etc.), que se corresponde con una concavidad en el envés y se debe al parasitismo de ciertos hongos exoascales (Taphrina bullata Tul., Taphrina aurea Fr., etc.) (J. Del C.). En metalurgia, el abultamiento producido en la superficie de un metal por la expansión de un gas en él contenido. En electricidad, en la lámpara eléctrica, la parte de cristal que contiene el filamento o los electrodos.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.