Del gr. ἀνα- y φάσις, f. Biol.

En el proceso cariocinético, fase que sigue a la metáfase. Llegada a su perfección la placa ecuatorial, completamente escindidos los cromosomas, constituídos los casquetes polares, formado el huso y disuelta la membrana nuclear, los cromosomas hijos se separan entre sí y se dirigen a los polos del huso. Llegados a ellos se forma una doble estrella, una en casa polo, y así termina, para iniciarse la telófase. En los casos en que hay un centrómero único y localizado, el movimiento anafásico suele empezar por el centrómero, que se divide al comienzo de esta fase, en tanto que los cromosomas ya se dividieron durante la prófase (F. Q. y S.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.